Apertura de Año Jubilar por los 50 Años de vida Sacerdotal de Pbro. Miguel Dominguez

Solemne y emotiva Eucaristía la celebrada el día de hoy a medio día en el Templo de la Asunción en Santa María del Río, con motivo del inicio del Año Jubilar por los próximos 50 Años de Sacerdote del Pbro. Miguel Dominguez Mejía, Parroco de ésta Parroquia.

Estuvo acompañado por la Corte Sacerdotal: Fortino Pérez Blanco, Rubén López Escobar, Cesareo Paulín, José Juan López, Valentín Carbajal y Rodrigo Alemán.

En su homilía el Pbro. Miguel hizo una remembranza histórica, comentó que es originario de Rioverde SLP, hijo de un carpintero, sobrino de dos religiosas y sobrino del Pbro. Juan Dominguez; recuerda que en su infancia (epoca cristera) su abuelo le dió asilo a un Sacerdote que era perseguido,  y en esa casa se construyo una capilla en la cual todos en familia hacian oración, esta vivencia le toco fuertemente su corazón.

Recordo que al terminar la primaria le hizo una carta a su tío para decirle que había tomado la desición de ingresar al seminario, el tío no le hizo caso y le dijo que lo pensara bien, tiempo después volvió a hablar con él y obtuvo la misma respuesta, y el desidió hacer sus tramites pero como los hizo fuera de tiempo, no ingreso y mientras se preparó en una academia y espero el ansiado momento del siguiente ciclo escolar del seminario y al fin ingresó, ahí cursó cuatro años de latín, tres de Filosofía y cuatro de Teología. El Excmo. Señor Obispo Luis Cabrera Cruz (8o. Obispo de SLP) fue quién le ungió como sacerdote.

Da gracias a Dios por las dichas y por las pruebas que le puso en su vida;  Siendo él Diácono, sufrió la perdida de su tío, el Pbro. Juan Dominguez  quien fallecio de manera trágica en un accidente automovilistico. Su primera servicio sacerdotal fue en su natal Rioverde, vivió ahí 6 años abrtigado por toda su familia, su segunda prueba fue ir a la Parroquia de Atotonilco ahí no le permitieron que lo acompañara nadie de su familia, le pidieron que estuviera dos meses solo, ahí había un asilo para niños en donde iban a estudiar el 4o, 5o y 6o grado de primaria, durando en ésta parroquia 18 años. Una de sus mayores dichas que lo conmovio fue recordar que él fue quien dio los Santos Oleos a su Madre en su lecho de muerte.

La tercer parroquia fue Tierra Nueva, en la cual duro 10 años, su cuarta parroquia fue El Saucito y duró dos años, y el resto los lleva en Santa María del Río.

Comenta que hoy se siente muy motivado y quiere agradecer a Dios durante todo un año, agradece a los presentes y pide oración por los sacerdotes para que puedan pasar todas las pruebas de su perigrinar y también para que haya nuevas vocaciones de personas con valor, que quieran seguir a Jesucristo.

Esta entrada fue publicada en Anuncios. Guarda el enlace permanente.