“DÍA DE MUERTOS” EN SANTA MARÍA DEL RÍO.

Como año con año se viene haciendo, los habitantes del pueblo se preparan con sentimiento y dolor para recordar a sus seres queridos que por circunstancias del destino han partido antes que ellos al más allá, es una de las más antiguas tradiciones que se celebran en el pueblo, viene desde la fundación misma, en 1542, es un legado cultural que nos heredaron Juan de Santa María y su Otomís.

Es un rito religioso Prehispánico, muchas culturas indígenas lo realizaban para recordar a sus muertos, incluso tenían a su dios o diosa de la muerte, era una de las ceremonias más importante de los pueblos Prehispánicos.

En nuestro pueblo, en tiempos pasados los festejos comenzaban el día primero de noviembre que era el día dedicado a los niños fallecidos y se le denominaba el “Día de los Angelitos”, se caracterizaba porque ese día desde temprana hora en muchos hogares, para recordarlos, tronaban cohetes desde temprana hora y durante todo el día se escuchaban por diferentes partes del poblado. En la Actualidad esta costumbre se ha ido perdiendo poco a poco.


El dos de noviembre se conmemora el “Dia de Muertos”, en muchos hogares se preparan alimentos especiales y sobre todo aquellos que les gustaban más a sus seres queridos y que se adelantaron en el camino hacia la eternidad, como los típicos tamales de chile rojo ancho, mucho queso y envueltos con la masa para que queden como enrollados, además del atole, el pan de muerto, los chayotes cocidos, los camotes, cocidos o asados, la calabaza cocida, los dulces, agua, vino, etc, que serán puestas como ofrendas en los altares dedicados a las ánimas que visitaran los hogares por la noche, cuando los habitantes ya estén dormidos, para que degusten de los diferentes antojitos con que han sido agasajados.


En nuestro pueblo se presentan altares de diferentes tipos, según el medio, urbano o rural y también según el nivel económico de las personas, como el más antiguo que ya no se usa, o al menos no tengo conocimiento de ellos en la era actual, que es el que se hace en al suelo, y que es seguramente el que utilizaron en los primeros años del pueblo, nuestros indígenas y que es herencia Otomí, el segundo es, en el que solo se ponen las ofrendas sobre una mesa muy adornada, pequeña o grande según las posibilidades y el tercero, el que lleva toda la simbología con sus siete escalones y que se usa en muchos hogares en el presente. Los invitamos a que nos visten y conozcan las tradiciones de nuestro pueblo y convivan en esta fecha con nosotros en la explanada del panteón, en donde se organiza una verbena popular y podrán pasar un agradable, día ya que ésta comienza desde muy temprana hora y hasta entrada la noche, encontrará muchas de las ofrendas que se ponen en los alteres.

Los esperamos.

Fuente, Facebook: Santa Maria Del Rio “Historia y Costumbre de mi pueblo”

Esta entrada fue publicada en Eventos, Arte y Cultura. Guarda el enlace permanente.