Día del Migrante 9 de Enero.

El Sr. Azobispo de San Luis Potosí Dn. Luis Morales Reyes celebró una Solemne Eucaristía en la Catedral de ésta ciudad capital, para festejar El día del Migrante. Como buen pastor, salió a recibir a las puertas de éste recinto a un grupo de migrantes centroamericanos y mexicanos a quienes encaminó hacia el lado izquierdo del Altar Mayor.

Dentro de su homilia hizo alusión a un documento que escribió el Sto. Papa Benedicto XVI el cual señala que «los seres humanos somos una gran familia en la cual no hay migrantes, porque todos somos hermanos». Por lo cual todos los catolicos y cristianos debemos brindar ayuda a todo hermano que este en condición de asilado, deportado, perseguido o tenga necesiad de hospedaje y alimento. También hizo notar la serie de abusos de que son objeto estas personas que pasan por nuestro país en su camino hacia los Estados Unidos, señalando el peligro que existe también para los mexicanos en todo nuestro territorio por parte de sicarios.

Vale la pena comentar que estuvieron presentes en ésta ceremonia funcionarios Nacionales y Estatales de Derechos Humanos y de Migración (quienes enviaron a la Casa de la Caridad Cristiana un exquisito platillo que compartieron todos los hospedados y personal de ésta casa).

Esta celebración coincide con una protesta que iniciaron hermanos centroamericanos desde Chiapas, para protestar por los abusos de que son objeto al cruzar por nuestro territorio, al intentar llegar a los EE.UU. Aca en San Luis Potosí es peculiar observar en algunas colonias por las que pasa el tren a personas de honduras principalmente que solicitan ayuda para satisfacer sus necesidades básicas.

Y bueno, también nuestros hermanos mexicanos deben pasar por situaciones muy difíciles al también intentar cruzar a nuestro país vecino del norte; y muchos de quienes ya están haya, sufren primero para conseguir un empleo y luego vivir con el miefo de ser descubiertos, para ser detenidos, vejados y deportados.

Es una realidad muy dura, pero la necesidad es la que hace que el ser humano opte por este tipo de desiciones. Valoremos estas acciones, pues son en favor de aliviar necesidades económicas ancestrales. Dios los protega.

Adjuntamos una entrevista en la Casa del migrante Juan Diego en Cuautitlan Izcalli, Edo. de México, con hermanos centroamericanos que se aventuran por encontrar nuevos horizontes. (dar click en vínculo inferior para escuchar).

Esta entrada fue publicada en Noticias Recientes. Guarda el enlace permanente.