Entrevista al Sr. Eduardo Martínez García.

Por este medio les compartimos una breve charla que tuvimo con el Sr. Eduardo Martínez (uno de los fundadores de la Asociación), quien nos recibió en su casa, estuvo acompañado de tres hijas y una amiga (Juana Elvira Torres, hija del Sr. Filadelfo Torres). La charla muy amena en la cual nos expresó su alegría por la visita que le hicimos, ya que él no tenía información reciente sobre la Asociación de Hijos Ausentes.

No comenta que él vio la primera luz el 3 de abril de 1921 en Santa María del Río. Actualmente radica en la Cd de San Luis Potosí, S.L.P.

Su familia estuvo conformada por: su esposa, Sra. Amparito Orta Pérez (QPD) y ocho hijos: María del Carmen, Eduardo, Rosa María, Nicolás, Amparito, Ernesto, Ma. del Socorro, Miguel, María Guadalupe y dos hijos que se unieron a Amparito en la Gloria de Dios.

Recuerdos del inicio de la Asociación.

Nos comentó que él desde los 15 años se vino a radicar a San Luis Potosí, pero sus raíces eran sanmarienses y que el sentía mucha nostalgia cuando se hacían las Fiestas Patronales y veían en las Peregrinaciones tanta gente de visita, pero poca desfilaba porque ya vivían fueras de Santa María.

Después de varios años y de tener reunión con sus vecinos y amigos (como Don Antonio Galván y Don Filadelfo Torres), empezaron con la inquietud de hacer presencia en la Fiestas Patronales de su pueblo y asesorándose con el Pbro. Guadalupe Guzmán, decidieron platicar con otras personas (Don Teodoro Torres, Don Luis Hernández y Leobardo Pérez) oriundas de Santa María, para hacer grupo y proponer al Sr. Cura de ese tiempo les permita organizar una peregrinación, que congregue a las personas que por alguna necesidad emigraron de Santa María a otros lugares. Comenta que pronto se unieron muchas personas, de quienes más se acuerda es de: Dña. Genoveva Morín, Magdalena Alfaro y Cecilia Velázquez.

Después de la primera peregrinación, la cual se realizó con pocas personas la mayoría de la capital de ésta ciudad. Posteriormente se dieron a la tarea de visitar a más personas que vivían cerca y a amistades o familiares que vivieran en otras ciudades, realizaron viajes en la que cada uno costeaba sus propios gastos.

Expresa su júbilo el saber que la Peregrinación sigue creciendo cada vez más y expresa que esto lo hace inmensamente feliz, porque todo el esfuerzo realizado hace cincuenta años, no fue en vano.

Recomienda a la Asociación seguir invitando Sacerdotes como Asesores, porque eso es elemental y es que esta asociación es más eclesiástica y de obras de amor a la Santísima Virgen que se refleja en la asistencia, ofrendas y obsequios el día de la peregrinación. Unidos a la Eucaristía y comunión.

Aspecto personal.

El aquí en San Luis puso un Taller de Carpintería en donde trabajaba elaboraba muebles de madera, pero con terminados artístico-artesanales, pues incorporo el arte de las cajas taraceadas o maqueadas que aprendió en Santa María del Río, de esta manera sus obras lucían hermosas.

Nos mostró un álbum fotográfico en donde guarda con orgullo y melancolía el recuerdo de tantos muebles por él confeccionados. La Sacristía del Templo del Carmen está decorada con elegantes muebles elaborados por sus manos, lo cual le genera una gran satisfacción y a nosotros sorpresa y gusto de que este sagrado recinto guardará por muchos años estas obras ya convertidos en tesoros sacros.

Fabricó infinidad de muebles a personajes muy conocidos en San Luis Potosí, entre ellos recuerda una recamara que le hizo al General Gonzalo N. Santos.

Sus muebles era de un terminado artístico y artesanal, trabajando con diferentes contrastes de las maderas de: nogal,  palo blanco, pino, ébano, etc.

Admiramos muchas fotografías que resguarda en dos albums, evidencias de un glorioso pasado.

Desde este espacio, enviamos Felicitaciones a Don Eduardo y toda su familia, a quiene esperamos ver en Santa María del Río, el próximo 12 y 13 de agosto en la 50 MAGNA PEREGRINACION ANUAL.

“Todo por la Virgen y nuestro Pueblo que nos vio nacer”

Entrevistó: Ma. de los Angeles Rivera Bravo.

 

Esta entrada fue publicada en Nuestra Asociación. Guarda el enlace permanente.